Rods&Cones, construir una base sólida para el futuro

Rods&Cones, construir una base sólida para el futuro

Rods&Cones es un que utiliza la tecnología para que cirujanos, especialistas en dispositivos médicos y otros expertos puedan trabajar juntos a distancia.

Suena increíble, ¿verdad? 

Para hacer justicia al papel vital que desempeñan los cirujanos en situaciones de vida o muerte, articular nuestra misión aquí en Rods&Cones requiere una explicación más profunda. Por eso queremos explicar cómo lo hacemos, por qué hemos decidido hacerlo y, lo que es más importante, quién puede beneficiarse de ello.

Cirugía: Un entorno de alto estrés

Aunque los cirujanos son especialistas altamente cualificados, trabajan en un entorno estéril, tenso y de gran tensión. Un solo error puede ser literalmente mortal o dar lugar a complicaciones que pueden afectar gravemente a la vida del paciente.

No es ningún secreto que muchos necesitan orientación en cirugías específicas -de otros cirujanos adjuntos de más categoría y de especialistas en productos de la industria de dispositivos médicos-, como la cirugía de rodilla, cadera o implante de endoprótesis.

Los fabricantes de dispositivos también están más implicados de lo que muchos podrían pensar. Además de preparar ingentes cantidades de información paso a paso, a menudo hay que consultarles antes (y a veces durante) la intervención quirúrgica para asegurarse de que los cirujanos entienden perfectamente los procedimientos técnicos necesarios.

Los instrumentistas también son necesarios en el quirófano, para garantizar que se seleccionan, esterilizan, preparan y tienen listos para su uso los instrumentos adecuados. También puede necesitarse personal de enfermería quirúrgica para ayudar a los cirujanos y garantizar los cuidados intraoperatorios del paciente.

Demasiados puntos potenciales de fallo

Toda esta intervención adicional puede, sin duda, alterar el flujo de trabajo del cirujano, lo que en última instancia significa que en cirugía hay demasiados puntos potenciales de fallo. Sin embargo, la responsabilidad siempre recae en una persona: el cirujano.

Además, en cualquier otro sector, cuando se instala o configura un nuevo dispositivo, se dispone de algún tipo de asistencia remota para el producto, como un servicio de ayuda. No ocurre lo mismo durante una intervención quirúrgica. Aparte de hablar con alguien, no hay otra forma de comunicación posible. Los manuales no se pueden consultar durante una operación; hay que recordar los pasos de memoria.

Igualmente, tener a un cirujano experimentado de guardia no es lo ideal. Por ejemplo, digamos que un residente de primer año tiene que responder a un accidente urgente a las 3 de la mañana. Sabe lo que tiene que hacer cuando está en el quirófano, pero a medida que el caso se vuelve más complejo puede tener que llamar a un superior para que le ayude. No es lo ideal para nadie, dado lo crítica que puede ser una intervención quirúrgica, por no mencionar las molestias y los costes que conlleva.

Mejor comunicación y colaboración durante la cirugía

Después de diez años trabajando en el sector de los dispositivos médicos, hemos visto de primera mano cómo todos estos problemas pueden afectar a la cirugía. Es un proceso muy largo, en el que todos los implicados deben estar disponibles, aunque solo se les necesite brevemente o, en algunos casos, no se les necesite en absoluto.

Por eso, en Rods&Cones nos hemos comprometido a mejorar la experiencia en su conjunto; para dar a quienes lo necesitan visibilidad inmediata durante la cirugía, sin necesidad de estar físicamente presentes. ¿Nuestra forma de hacerlo? Gafas inteligentes.

Puede que las gafas inteligentes no sean un fenómeno nuevo en lo que a tecnología se refiere. Sin embargo, hemos personalizado las nuestras con el único propósito de ayudar a los profesionales médicos a colaborar durante la cirugía.

Rods&Cones: Alta tecnología. Alto rendimiento. Bajo riesgo

Equipados con cámaras de alto rendimiento operables a distancia, los dispositivos Rods&Cones' permiten a cirujanos, expertos en dispositivos y cirujanos adjuntos de alto nivel comunicarse a distancia, en tiempo real.

Solución Rods&Cones

En la práctica, los cirujanos se colocan las gafas antes de la operación, las conectan a un teléfono móvil (que guardan bajo la ropa estéril) y llaman a los especialistas necesarios con sólo mirar un código QR en el quirófano.

De este modo, los especialistas pueden ver y oír todo lo que ve el cirujano. A continuación, pueden debatir y supervisar cada caso a distancia. Al no estar físicamente presentes, los expertos pueden intervenir durante el tiempo exacto necesario, lo que les permite "asistir" a más operaciones.

Rods&Cones ofrece un servicio completo de extremo a extremo, que proporciona a los expertos una forma segura y fiable de hacer más cosas a distancia. Pero no solo se benefician las pequeñas empresas.

En el último año, hemos visto que incluso las grandes empresas, que normalmente tardarían en adoptar este tipo de tecnología, implantan soluciones tecnológicas como la nuestra mucho más rápido de lo normal.

Estas empresas suelen tener que preocuparse por la implementación, las integraciones, la seguridad, el GDPR, etc. Pero nuestra tecnología ha sido probada muchas veces y ha superado medidas muy estrictas de seguridad del paciente y de los datos.

Como resultado, Rods&Cones se clasifica ahora a menudo como Proyecto Prioritario; lo que significa que tiene un papel crucial en la pandemia actual.

Construir una base para el futuro

Rods&Cones se compromete a crear la mejor solución para que cirujanos y profesionales sanitarios puedan trabajar de forma más segura y eficaz. 

Huelga decir que el COVID-19 ha ocupado el centro del escenario por encima de todo lo demás. Hemos visto a personas de todo el mundo afectadas por esta pandemia -física, emocional o económicamente- y los profesionales sanitarios también han soportado una buena parte de la carga.

Desde la pandemia, la misión y el propósito de Rods&Cones no han hecho sino reforzarse.

Liderando el camino

Nuestra idea comenzó con el objetivo de apoyar a los cirujanos y a los especialistas en dispositivos médicos limitando la necesidad de reuniones presenciales. Pensamos que era la dirección correcta, pero como en cualquier negocio, el mercado o los factores globales pueden tirar de un enfoque ligeramente diferente.

Siempre nos hemos mantenido fieles a nuestra misión, pero, al ser la demanda tan alta, terminaremos este año donde pensábamos que estaríamos dentro de tres años. Lo que no podíamos prever era que la demanda de uso de las gafas inteligentes se multiplicaría por diez en tan solo unos meses.

Pero para seguir este ritmo, nuestro equipo ha estado mejorando el producto y acelerando la fabricación y el despliegue para que lleguen a tiempo, a las personas que más lo necesitan en todo el mundo.

Cirujanos y médicos utilizan ahora nuestro Gafas inteligentes de múltiples maneras, como servir de enlace con consultores de todo el mundo, hablar con especialistas en dispositivos médicos durante un procedimiento o apoyar al personal de enfermería en las salas COVID.

Escala y seguridad

Nuestra solución es escalable. El software está basado en la nube y no alojado en un servidor propio o local. Sin embargo, somos muy conscientes y sensibles a la seguridad de los pacientes y los datos. Por eso el componente de software también es muy estable y seguro.

Pero eso no es algo que deba preocupar a los profesionales médicos: es una cuestión informática. No obstante, puede estar seguro de que se han tomado todas las medidas de seguridad necesarias.

Solución Rods&Cones: Fácil e intuitiva de usar

Desde el punto de vista del hardware, las cosas no podrían ser más sencillas. A diferencia de las soluciones de la competencia, la nuestra es plug-and-play. Aunque nuestra solución es fácil de usar, hemos trabajado duro para garantizar que nuestras gafas inteligentes sean fáciles e intuitivas para todos los que las necesiten, y que puedan acceder a ellas bajo demanda.

Antes de utilizar nuestras gafas, cuando se conectan por primera vez a nuestra plataforma, todos los usuarios tienen que pasar por un breve proceso automatizado de incorporación, que les proporciona los conocimientos necesarios para ponerse en marcha.

Eso es todo. Nada más. Todas las demás características y funcionalidades están resueltas.

Sin interrupciones

Nos centramos en maximizar la experiencia del usuario, para garantizar que los profesionales médicos puedan visualizar mejor lo que ocurre en la cirugía, sin interrumpir la operación.

La cirugía es suficientemente compleja. Nuestro objetivo siempre ha sido construir una solución pragmática que los cirujanos y expertos a distancia puedan utilizar incluso en situaciones de gran tensión.

Por eso no nos centramos en la tecnología cuando utilizamos nuestra solución. Lo único que importa es la experiencia aportada.

Apoyo a nuestros clientes

Los comentarios de los clientes también son ejemplares. Muchos profesionales sanitarios nos dicen que nuestras Smart Glasses han mejorado notablemente su concentración y su capacidad multitarea.

También hay un gran interés por el impacto de las Smart Glasses en la enseñanza, ya sea, por ejemplo, comunicándose con los estudiantes a distancia durante un procedimiento o proporcionando información en el día a día. Los representantes médicos también pueden atender tres veces más consultas a la semana gracias al uso de nuestras Smart Glasses.

En una época en que la demanda es alta y el personal escaso, es una noticia fantástica.

En un entorno en el que hay mucho en juego y se necesita una precisión milimétrica, todo lo que permita mejorar los resultados de los pacientes y acortar el tiempo de intervención quirúrgica, de forma rentable, segura y no intrusiva, es un gran paso adelante para todos los implicados.

Nuestro objetivo es ofrecer nuestra solución a todo el que la necesite. Sí, es un gran reto, pero lo aceptamos. Por eso existe Rods&Cones. Y por eso seguiremos esforzándonos.

Hable con un comercial