MedTech utiliza la tecnología a distancia para mejorar la formación interna

La tecnología a distancia revoluciona la formación y la educación en tecnología médica. Sesiones virtuales en directo, formación rentable entre iguales, estandarización de los conocimientos a escala mundial, mejora de las cualificaciones con preceptorados y observaciones de casos, y un plan de estudios de futuro para mantenerse por delante de la competencia.

La tecnología remota ha demostrado su valor en diversos sectores, hasta el punto de que hoy en día muchas empresas han cambiado por completo su forma de comunicarse entre sí, con la tecnología remota en el centro de sus interacciones cotidianas. 

MedTech no es diferente, y cada día más unidades de negocio encuentran su valor en la adopción de la tecnología remota. La formación y la educación internas en MedTech son un gran ejemplo de cómo la tecnología remota puede aumentar el valor global de la oferta y el propósito de una empresa, al tiempo que mantiene en línea tanto a sus clientes como las demandas corporativas internas. 

Llevar la formación y la educación al siguiente nivel

Revolucionar la formación sobre nuevos productos

Los representantes de MedTech necesitan formarse constantemente sobre cómo utilizar los dispositivos médicos que van a vender. Ahora, pueden conectarse a distancia entre sí y ofrecer formación sobre sus nuevos dispositivos. 

Un experto puede compartir sus conocimientos y habilidades mientras imparte sesiones de formación virtual en directo y a la carta para un grupo numeroso cuando un nuevo dispositivo médico está listo para su lanzamiento o siempre que se necesite formación adicional. Esto es beneficioso porque nos permite ampliar fácilmente las sesiones presenciales limitadas a sesiones de uno a muchos. 

Estas sesiones en directo permiten al experto demostrar las mejores prácticas y proporcionar información en tiempo real mientras ofrece varios ángulos del procedimiento, incluido un "veo-lo-que-ve" desde las gafas inteligentes. Mientras tanto, los asistentes remotos pueden comunicarse con el experto y hacerle preguntas a través de conexiones de audio o funciones de chat, como si estuvieran en el quirófano en persona. 

Una forma rentable de formación

El formato virtual que ofrece la tecnología a distancia no sólo proporciona al alumno una mejor visión del procedimiento, sino que también es más rentable en comparación con los métodos de formación tradicionales. En lugar de llevar a los representantes junior al quirófano, donde el espacio es limitado, así como la visión, los representantes junior pueden ver a distancia procedimientos en directo con dispositivos médicos, narrados por un representante experimentado, desde prácticamente cualquier lugar del mundo y por una fracción del precio.  

El uso de servicios de asistencia remota es especialmente útil en situaciones en las que reunir a un grupo de representantes de productos sanitarios en un mismo lugar resulta poco práctico por cuestiones de costes y tiempo. Por ejemplo, imaginemos que un representante veterano en Bélgica necesita demostrar un procedimiento a representantes junior en otras partes de Europa. Con la tecnología remota, es posible complementar la formación presencial con el aprendizaje a distancia.

Al mismo tiempo, las empresas de dispositivos médicos pueden utilizar la tecnología para reducir los costes de formación y ganar tiempo. Al conectarse a distancia, las barreras geográficas quedan obsoletas, lo que también redunda en la unificación de los conocimientos y la estandarización de la formación profesional a nivel mundial. 

Formación entre iguales: Adquiera experiencia a un ritmo acelerado

Gracias a la tecnología remota, el formador -por ejemplo, un representante senior o un especialista de producto- puede sentarse en su escritorio frente a una pantalla de ordenador y observar e interactuar con su colega junior en el quirófano. Al mismo tiempo, el representante junior adquiere una sensación de independencia. Sin embargo, la ayuda sigue estando a mano en caso necesario. 

Los representantes de ventas no sólo pueden recibir una asistencia en directo más personalizada y a la carta, sino que, al añadir la asistencia remota a las sesiones presenciales convencionales, pueden acelerar la competencia aumentando la frecuencia de la formación. Y no sólo eso, ahora los alumnos pueden recibir formación del experto más cualificado, en lugar del que resulta estar geográficamente cerca de ellos. Esto abre una ventana completamente nueva para aprovechar los mejores talentos de las grandes empresas, elevando la calidad general del personal y, en última instancia, el servicio prestado al cliente final.

Este es un punto clave para las empresas de tecnología médica que quieren mantener su nivel de servicio con los representantes junior, especialmente debido a las normas y reglamentos cada vez más estrictos a la hora de entrar en el quirófano. Los cirujanos y el personal de quirófano ya tienen bastante con prepararse para la siguiente intervención, lo que significa que necesitan contar con la experiencia adecuada y mejor si permiten que alguien del sector les acompañe. Estas circunstancias hacen que se muestren más reacios a dejar entrar en el quirófano a representantes junior a menos que puedan demostrar una gran experiencia.

Beneficios globales en formación y educación

Normalizar y democratizar los conocimientos a escala mundial

Otro reto al que se enfrentan las empresas globales de tecnología médica es la dificultad de unificar los conocimientos y la comprensión entre equipos de ventas dispersos. Las soluciones a distancia son una forma de ofrecer formación profesional estandarizada a los representantes de ventas que operan en cualquier parte del mundo. 

Gracias a los servicios de teleasistencia que proporcionan a los usuarios gafas inteligentes y una plataforma digital interactiva, los alumnos se benefician de una mayor visibilidad de la sesión de formación. Con los dispositivos adecuados instalados en el propio quirófano, no sólo ven lo que ve el cirujano, sino que también pueden recibir formación de un representante experimentado al mismo tiempo. En resumen, los asistentes obtienen una visión muy mejorada del quirófano y ven cosas que de otro modo podrían perderse cuando asisten a la formación en persona. 

Permitir el perfeccionamiento con la preceptoría y la observación de casos

Desde la perspectiva de un representante de formación, el elemento interactivo facilita conversaciones importantes y el intercambio de conocimientos y habilidades. Antes de que tenga lugar una formación en directo, el formador puede presentar la sesión a los participantes, lo que proporciona un nivel de interactividad antes, durante y después del procedimiento. 

Además, con la tecnología remota, los representantes experimentados pueden tener una audiencia mayor que cuando realizan sesiones presenciales. Al mismo tiempo, los alumnos también pueden beneficiarse de estar alejados del estrés de la formación presencial. Ya sea en casa o en otra sala del hospital o del edificio de oficinas, los alumnos pueden centrarse más fácilmente en el aprendizaje.

¿Y para los que no pudieron asistir a la sesión en directo? Tampoco es ya un problema. La tecnología remota permite una excelente grabación y documentación de las sesiones de formación, lo que permite a las empresas almacenar sus mejores sesiones y ponerlas a disposición de toda la organización a través de bibliotecas digitales.  

Un plan de estudios de futuro para seguir siendo competitivos

La introducción de la tecnología a distancia representa un cambio notable y un paso significativo fuera del modelo tradicional de formación, al tiempo que aporta variedad a su plan de estudios.

Acortar las distancias físicas entre los principales expertos en dispositivos médicos y sus compañeros y representantes junior tiene el potencial de democratizar la educación en el sector, pero también es una tendencia imparable que ya se está produciendo. A medida que la transformación digital se va imponiendo en todos los ámbitos de la industria sanitaria, dejar las tecnologías remotas fuera de las estrategias empresariales a largo plazo se convertirá en un riesgo más que en una oportunidad, si no se adoptan a tiempo. Hoy en día, se trata de seguir siendo competitivos para garantizar que los programas de formación para los representantes de ventas de MedTech sigan incorporando una mezcla de eventos educativos tanto remotos como presenciales.

La introducción de la tecnología a distancia presenta numerosas oportunidades educativas. Por ejemplo, hemos visto casos en los que Rods&Cones panOR, un dispositivo de cámara web de 360ª, se ha colocado sobre las herramientas quirúrgicas, para que los espectadores puedan ver qué instrumento se está utilizando y cuándo. Es justo decir que, independientemente de lo que implique la formación, Rod&Cones es un kit único con múltiples casos de uso. Unos representantes mejor formados sólo pueden significar un mayor contacto con el cliente y mejores resultados para los pacientes. 

¿Le interesa conocer los beneficios educativos de Rod&Cones? Reserve una demostración gratuita.

Hable con un comercial